sepulcro

La Cofradía del Santo Sepulcro debe su nacimiento al entusiasmo de la activa y floreciente Asociación Josefina concretamente de las juventudes de esta asociación (fundada y dirigida por los Carmelitas Descalzos a principios de 1897). Estuvo constituida por devotos de San José, hasta 1940 en que se crearon dos ramas: de hombres y de mujeres. Poco después se creó la sección de jóvenes.


Nace en diciembre de 1945, cuando el director de la juventud muestra su deseo de que interviniera en los desfiles procesionales, y se lo manifiesta al arzobispo que la erige en ese mes. La sección de Semana Santa estuvo integrada por caballeros y jóvenes y sus estatutos fueron aprobados en febrero de 1946, naciendo así la Cofradía del Santo Sepulcro. Desfiló por primera vez el Viernes Santo de 1946, fijando su residencia en la iglesia de San Benito el Real. Su situación económica al principio no permitía la adquisición de una carroza lujosa, se montaron las figuras que constituyen su paso sobre una plataforma de camión desnuda con escasos adornos. En 1953 se instala el Sepulcro en el pedestal, que da la sensación de estar sobre una roca. El 19 de abril de 1957 se bendijo la carroza construida a expensas de la Cofradía y que es la que desfila en la actualidad.

El Viernes Santo de 1962 los cofrades del Santo Sepulcro cambiaron su hachones por cruces de 2 metros de longitud, y uno de envergadura intercalándose entonces algunos cofrades portadores de faroles. Los candelabros de bronce de 25 kg de peso cada uno, que van en la parte baja del sepulcro fueron adquiridos en 1963 y sustituyeron a otros más pequeños que actualmente van colocados en las cuatro esquinas del pedestal sobre el que va instalado el sepulcro.

Además de procesionar el paso que le da nombre, acompaña también a "la Virgen de la Alegría" que en la mañana del Domingo de Resurrección vuelve a encontrarse con su Hijo Resucitado en la Plaza Mayor. También porta a hombros el Miércoles Santo al Santo Cristo del Consuelo, obra de Gregorio Fernández cuyo culto esta a cargo de la Cofradía desde 1941, y que se venera en su capilla de San Benito junto con la nueva imagen de la Virgen de la Alegría, obra realizada en 1997 por el escultor Miguel Ángel Tapia.

En 1949 quedó instituida la devoción llamada de los Treinta y tres Credos, para venerar la muerte del Señor y que se dedica al Cristo Crucificado del Consuelo que finaliza el Viernes Santo con un Vía Crucis, al rezo del último Credo, Sermón de la Pasión del Señor y Besapie al Santo Cristo del Consuelo que para ello es colocado en la nave central de la iglesia al pie del altar mayor.

En 1947 el Viernes Santo a la altura de la de Duque de la Victoria cuando el cortejo había realizado gran parte de su recorrido, se agarrotó de tal forma una de las ruedas del paso que tuvo que ser sacado del cortejo procesional no pudiendo continuar su marcha fue conducido con muchísimo trabajo a la iglesia de San Benito el Real. Fue aquel el único año en que esta Cofradía con su imagen no acompaño a la de Nuestra Señora de las Angustias hasta su templo para el canto de la Salve popular.

En 1949 por iniciativa de un cofrade, que copió el sistema de alumbrado de una Cofradía malagueña, se conectaron todos los hachones entre si alimentándose de las baterías de la carroza. Llegada la hora de la procesión y ante el gran número de cofrades que acudieron hubo que hacer nuevas conexiones precipitadamente lo que estropeó la idea de conjunto. Por este sistema empleado solamente aquel año a los cofrades del Santo Sepulcro se les llamo los enchufados. En 1996 convocan concurso nacional y se realiza la nueva imagen de la Virgen de la Alegría que procesiona por vez primera el Domingo de Resurrección de 1997.

En el año 2008 adquieren una nueva talla de un Cristo Yacente, para su culto, al escultor Miguel Angel Tapia.

Hábito: Túnica blanca con bocamangas de encaje, capa morada con el escudo de la cofradía bordado, capirote de raso morado, cíngulo amarillo, guantes blancos y zapato negro.

cofrade_sepulcro.jpg

Procesiones en las que participa:

 

Procesión de la Peregrinación del Consuelo (Miércoles Santo, 24 h.). Se trata de una procesión íntima, que recorre las calles de la zona de San Miguel y en la que se reza el Vía Crucis portando a hombros el Cristo del Consuelo, en un silencio sólo roto por dos tambores que van marcando el paso.
Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor (Viernes Santo, 19:30 h.). La Cofradía desfila en penúltimo lugar con su paso titular.
Procesión del Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría (Domingo de Resurrección, 10:30 h.). Acompañando la Virgen de la Alegría y al Santo Sepulcro vacío, la Cofradía se dirige a la Catedral a la Solemne Misa Pascual, tras la cual, junto con la Cofradía del Resucitado, van a la Plaza Mayor, donde se produce el Encuentro.

 

Imagenes que procesiona:

El Santo Sepulcro (Cristo, seguidores de Gregorio Fernández, s. XVII; sepulcro y soldados, Alonso de Rozas, h. 1680; ángeles, José de Rozas, 1696). Fuera de Semana Santa, en el Museo Nacional de Escultura. Pertenecía a la Cofradía de las Angustias, de cuya iglesia procede y en cuyo coro estuvo, salvo los ángeles primitivos. Se sabe que dicha cofradía ya procesionaba un paso de El Entierro en 1723. Los durmientes se añadieron en 1728. Lo forman siete figuras. El Cristo, dentro de una hornacina sobre un pedestal a cuyos costados figuran altorrelieves de los doce apóstoles, es un intento de imitar el estilo de Gregorio Fernández, con escasa calidad, copiando el Cristo Yacente de las Angustias, que al principio formaba parte de este paso. El propio José de Rozas costeó los ángeles para completar el trabajo de su padre Alonso, quedando como diputado de la Cofradía. En 1871 el Cristo y los dos ángeles fueron depositados en la Capilla de la Soledad de la antigua iglesia de San Esteban, pasando más tarde al Museo Nacional de Escultura. Procesiona desde 1945. En 1953 fueron cambiados por otros dos ángeles atribuidos a Gregorio Fernández de la iglesia de San Miguel, pero luego se recuperaron los originales.

Santísimo Cristo del Consuelo (Gregorio Fernández, h. 1610). Cristo crucificado que hoy da nombre a su capilla en el lado del evangelio del templo, que fue Capilla de los Daza y que antes acogió al Santísimo Cristo de la Luz.

Foto: José Salvador

Nuestra Señora de la Alegría (Miguel Ángel Tapia, 1997). Encargada con motivo del 50.º Aniversario de la Cofradía en 1995, empezó a desfilar dos años después. Esta Virgen de rostro gozoso es de tampaño algo mayor que el natural; va descalza con un pie adelantado, representando el momento en que ha visto el sepulcro vacío y sale al encuentro de su Hijo; echándose la mano izquierda hacia el corazón, como si intentara contener sus latidos; y con la mano derecha extendida, como saludo anticipado. Se venera junto al Cristo del Consuelo, en su capilla

 

Foto: Luis R.G.

 

Sede: Iglesia Conventual de San Benito (C/ San Benito, 3)

 Iglesia Conventual de San Benito

 PÁGINA WEB: http://www.santosepulcrovalladolid.org/