Valladolid Cofrade

Semana Santa de Valladolid 2018

encabezado5.png

Gregorio Fernández (1576 - 22 de enero de 1636), escultor español, máximo exponente de la Escuela de Valladolid, heredero, pues, de la expresividad de Alonso Berruguete y Juan de Juni, pero también recoge el refinamiento de Pompeyo Leoni y Juan de Arfe.

De origen gallego (nació en Sarria), se instaló en Valladolid atraído por la corte entre 1601 y 1606. Tuvo un gran taller con varios aprendices y colaboradores. Era muy conocido por todo el norte de España, incluso Castilla, Extremadura, Galicia, Asturias y el País Vasco. Allí desarrolló un taller con numerosos seguidores.

Su realismo, un tanto recio, pero no vulgar ni morboso, se aprecia en la honda expresión de los rostros, en la forma de destacar las partes más significativas y en los elementos que añade (postizos) para aumentar la sensación de autenticidad: los ojos son de cristal, las uñas y los dientes de marfil, los coágulos de sangre son de corcho, las gotas de sudor y las lágrimas son de resina…. Sin embargo, se muestra refinado en el tratamiento anatómico, en la sencillez de sus composiciones y en la contención de los gestos. Es muy característica su forma esquemática de tratar el drapeado, con pliegues rígidos, puntiagudos y acartonados («plegado metálico»). Fue el creador de modelos fundamentales de la imaginería como el Cristo Yacente, la Piedad o el Ecce homo, pero también desarrolló otros muchos. Gregorio Fernández trabajó en los retablos de las iglesias de los Santos Juanes (Nava del Rey) y de Nuestra Señora del Castillo (Villaverde de Medina). Además, en Nava del Rey nació el más importante continuador de la escuela de Valladolid en el siglo XVIII, Luis Salvador Carmona.

Hay una excelente colección de obra suya en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio de Valladolid.

 

  • Obra:  
1606: Realiza el grupo “San Martín y el pobre “ de Valladolid. Concierta el Retablo Mayor de San Miguel.
1611: Realiza el Retablo Mayor de la iglesia parroquial de Tudela de Duero.
1613: Contrata el Retablo Mayor de las Huelgas Reales de Valladolid.
1615: Contrata el “Cristo Yacente del Pardo.
1616: Concluye los bustos relicarios de la parroquia de San Miguel de Valladolid.
1620: Contrata el grupo de “La Sagrada Familia” para la cofradía de San José de niños expósitos de Valladolid.
1621: Cobra los retablos del Convento de la Concepción de Vitoria.
1624 : Realiza el relieve del “Bautismo de Cristo” para el Carmen Descalzo de Valladolid.
1625: Contrata el Retablo Mayor de la catedral de Plasencia.
1628: Cobra la escultura de San Marcelo para la ciudad de León.
1630: Concluye los retablos del convento de la Concepción de Eibar.
1632: Instala el retablo de San Miguel de Vitoria. 
  • Obra para las cofradías de Valladolid:  
1612: Contrata el paso “Cristo con sayones” para el gremio de los pasamaneros (actualmente forma parte del paso “Sed Tengo”).
1612: Realiza el “paso grande”  para la cofradía de Jesús Nazareno (actualmente formando parte del paso “Sed tengo”.)
1614: Contrata el paso “La cruz a cuestas” para la Cofradía de la Pasión. (Actualmente “Camino del Calvario”).
1617: Contrata el paso “El Descendimiento” para la cofradía de las Angustias (Actualmente en el Museo Nacional de Escultura e iglesia de las Angustias (San Juan y la Magdalena).
1623: Realiza el paso “El Azotamiento” y concierta “La Coronación de espinas” y “El Descendimiento”, todos ellos para la Cofradía de la Vera Cruz.
1627: Realiza “La Quinta Angustia” del convento de San Francisco de Valladolid (actualmente en la iglesia de San Martín).
1630: Concierta el paso “el entierro” para la cofradía de la piedad.
 

Con motivo del congreso sobre el escultor Gregorio Fernandez que organizó la junta de cofradías en febrero de 2008, desde ValladolidCofrade queremos contribuir a la difusión de la obra de este genial imaginero con un trabajo realizado por Javier Juarez, gran seguidor del escultor y amante de la Semana Santa Vallisoletana.

Descargar Archivo (PDF)