Valladolid Cofrade Semana Santa de Valladolid 2022


amarg2.jpgLa Real Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura, con el fin de agradecer y orar por todos aquellos grupos y personas de la sociedad que han trabajado y continúan haciéndolo durante estos más dos años contra la pandemia y sus terribles consecuencias, celebrará una Solemne Eucaristía de Acción de Gracias en Honor a Nuestra Señora de la Amargura, que tendrá lugar D. M. el sábado 26 de marzo a las 18 horas en la Santa Iglesia Catedral de Valladolid, siendo presidida por el S.E.R. D. Ricardo Blázquez Pérez, Cardenal-Arzobispo de Valladolid.

Durante la Eucaristía se procederá a la bendición del nuevo paso procesional de Nuestra Señora de la Amargura, así como la nueva diadema de nuestra Titular Mariana.

Finalizada la Eucaristía, dará comienzo la Procesión de los Siete Dolores de Nuestra Señora, que comenzará en el interior de la Santa Iglesia Catedral para continuar por las calles Arribas, Cascajares, Cánovas del Castillo, Regalado, Castelar, Plaza del Salvador, San Felipe, Teresa Gil, Plaza de España, Mantería y Plaza de San Andrés. Durante el recorrido de la Procesión se rezará el Piadoso Ejercicio de los Siete Dolores de Nuestra Señora, que tradicionalmente nuestra Cofradía celebra cada tarde del Viernes de Dolores, concluido el segundo día del Solemne Triduo en Honor al Stmo. Cristo Despojado y Nuestra Señora de la Amargura. Durante la Procesión, a su paso por la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador, se realizará uno de los Siete Dolores de la Virgen recordando el 75 aniversario de la asignación de esa céntrica Parroquia como Sede Canónica de la Cofradía (que lo fue hasta 1961). Se da la feliz coincidencia que en este 2022 se cumple el 25 aniversario del primer rezo del Ejercicio de los Siete Dolores de la Virgen, que desde entonces realizamos cada año en la noche del Viernes de Dolores.

Las intenciones de cada dolor se realizarán por los grupos que han trabajado intensamente durante estos años de pandemia (sanitarios, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, personal esencial...) así como por las víctimas de esta terrible emergencia sanitaria. La Cofradía también quiere acordarse de la actual situación bélica en Ucrania, y por ello encomendará las intenciones del último dolor.

La Imagen de Nuestra Señora de la Amargura procesionará a hombros de sus cofrades en sus nuevas andas, que han sido realizadas por la Orfebrería Gradit (Lucena, Córdoba) y que se estrenarán en este acto de piedad popular.

El acompañamiento musical será, tras dos años de obligado parón, el de la Banda de Cornetas y Tambores de nuestra Penitencial, la decana de las Cofradías de la ciudad. La Cofradía quiere orar a Nuestra Madre por tantas Amarguras que el mundo y nuestra sociedad ha vivido en estos últimos dos años, con la esperanza puesta en el fin de la pandemia y la vuelta a nuestra plena normalidad.

Foto: Rubén Olmedo