Valladolid Cofrade Semana Santa de Valladolid 2022


Con motivo de la Solemnidad de Pentecostés, la Antigua Devoción de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros de Valladolid organiza sus fiestas grandes, recuperando la normalidad después de dos años de pandemia La Antigua Devoción de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros se encuentra a las puertas de la celebración de su Romería de Pentecostés, una de las tradiciones más arraigadas de Valladolid y que viene celebrándose ininterrumpidamente desde mediados del siglo XIX.

Después de dos años en los que la pandemia obligó a celebrar los cultos en el interior del Santuario, la edición de 2022 recuperará la total normalidad, recuperando las salidas del Rosario de la Aurora y de la procesión por la pradera.
Así, los cultos comenzarán el sábado 4 de junio a las 17:30 h. con la celebración de la Santa Misa e imposición de escapularios a los nuevos hermanos cofrades. Al día siguiente, domingo 5 de junio, partirá el Rosario de la Aurora a las 07:00 h. de lamañana desde la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, dirigiéndose hacia el Santuario del Carmen de Extramuros, donde se celebrarán eucaristías a la llegada de la procesión y a las 11:00 h., 12:00 h. y 13:00 h.

El Lunes de Pentecostés, día grande de esta Antigua Devoción, se celebrarán eucaristías en el Santuario a las 06:00, 07:00, 08:00, 09:00, 10:00 y 11:00 de la mañana, siendo esta última presidida por Monseñor D. Luis Argüello García, Obispo Auxiliar de Valladolid. Finalizada la misma, partirá la procesión con las imágenes de la Virgen del Carmen niña, Glorioso Patriarca San José y Nuestra Señora del Carmen de Extramuros, que recorrerán la pradera entre vítores y bailes de sus devotos. Por la tarde se celebrarán eucaristías a las 13:00, 17:00, 18:00, 19:00 y 20:00 horas.

La Antigua Devoción de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros anima a todos los vallisoletanos y vecinos de los pueblos del alfoz a acompañar a “la Morena” con motivo de estas celebraciones, que supondrán el reencuentro con la idiosincrasia propia de esta fiesta, después de dos duros y difíciles años. ¡Viva la Virgen del Carmen!