Valladolid Cofrade Semana Santa de Valladolid 2022


Tras un periplo de más de medio año en Londres y Washington, las obras de arte de «Lo sagrado hecho real» ya se hallan en Valladolid, concretamente en el Palacio de Villena del Museo Nacional Colegio de San Gregorio, donde esta muestra se podrá contemplar a partir del 5 de julio tras exhibirse en Gran Bretaña y Estados Unidos. Fuentes del museo señalaron que algún miembro de la Casa del Rey acudirá a la cita.
Organizada por el Gobierno con motivo de la Presidencia Española de la Unión Europea, la muestra reúne 26 esculturas y pinturas que representan lo más excelso del barroco español. El listado de la exposición cuenta con autores como Diego Velázquez, Alonso Cano, Zurbarán, Francisco Pacheco, José de Ribera, Francisco Ribalta, Gregorio Fernández, José de Mora, Juan de Mesa, Juan Martínez Montañés o Pedro de Mena. Estos fondos proceden de instituciones culturales como la National Gallery de Londres, el Museo del Prado de Madrid, el Museo Nacional Colegio de San Gregorio de Valladolid, y de iglesias, monasterios y colecciones privadas de varios países.
Montaje
Precisamente ayer llegaron dos piezas de la muestra, concretamente la escultura policromada «La Dolorosa», de Pedro de Mena, procedente de la iglesia de Santa María de la Victoria de Málaga; y el cuadro «Aparición del apóstol San Pedro Nolasco», de Zurbarán, cedida por el Museo del Prado. Guardadas en embalajes de alta seguridad y trasladas en camiones habilitados para evitar cualquier daño a las obras de arte, su instalación en el montaje expositivo estuvo controlado por el comisario de la muestra, el británico Xavier Bray, que comprobó aspectos como la ubicación de las piezas, su iluminación —sin ultimar— y la relación con las piezas de la sala correspondiente. «Se trata de visualizar el diálogo que tuvieron pintores y escultores a la hora de abordar los temas religiosos. Y en esta muestra se puede comprobar perfectamente, pues cada sala está dedicada a un tema y se aprecia como los creadores lo representaron, comprobándose las influencias entre unos y otros».
No en vano estas obras, recordó el comisario, «fueron concebidas como elementos materiales para la propagación de la fe por parte de la Iglesia». Sin embargo, en esta ocasión se pretende sacar de la imagen tradicional que se tiene en España de estas piezas, vinculadas a los pasos procesionales de la Semana Santa, para que «el visitante español aprecie en toda su medida la gran calidad artística de estas obras».

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar